..: José Albaan

    Comparte
    avatar
    Kegluneq
    Admin

    Tauro

    Cantidad de envíos : 177
    Localización : Monte Olimpo
    Coins : 3384
    Fecha de inscripción : 27/02/2009
    Reputación : 3

    ..: José Albaan

    Mensaje  Kegluneq el Lun Sep 13, 2010 9:50 pm

    Otro momento más en medio de la eterna noche. Es complejo distinguir el tiempo en un lugar como este: vasto, solitario, olvidado; sin barreras ni fronteras aparentes, si tan solo aquí se pudiera sentir una luz diferente a la de la inmensa luna. Arena con escombros en algunas partes es lo que mayormente se puede ver en este sitio. En algún punto, se encuentra tirada lo que pudo alguna vez ser una construcción de una planta, solo quedan dos de las seis caras que deberían conformarla, por como se encuentra tirada, parece ser que solo queda una pared y el techo, dando una apariencia triangular algo enterrada sobre la arena, como un pequeño túnel, del que se aprecia su entrada y salida.

    A la entrada del túnel, se halla recostado un hombre de piel oscura y negros cabellos revueltos, alto, atlético, con músculos definidos pero sin abundancia evidente. Tirado sobre su espalda, mantiene arqueada su pierna derecha, apoyándola sobre el pie, y sobre la rodilla de esa, deja descansar la otra pierna, mientras con lentitud pereza mueve el tobillo izquierdo en forma circular. Parece llevar un largo rato ahí tendido, en reposo, los movimientos del viento y la arena que arrastra a su paso, le han dejado semienterrado hasta casi cubrirle la cintura, pero él sigue ahí, inmóvil, descansando, con la nuca usando las palmas de su mano como almohada, manteniendo un tinte de calma en su cara a pesar de tener los ojos cerrados como si estuviera dormido.

    ¿…? —De su garganta se ha emitido un sonido.

    Girando lentamente el cuello para mirar hacia un lado, manteniendo la pose, abre los ojos al percatarse de una cercana presencia, no sabe aún de quién se trata, solamente le mira. Desilusionado por tener que interrumpir su descanso, baja el pie izquierdo de nuevo hacia la arena, y después, poniéndose en pie perezosamente, abre completamente la boca dejando que las ganas de reposar escapen a través de su aliento, y al terminar esto, se rasca la cabeza con la mano derecha. Parpadeando intermitentemente por un instante, se dirige hacia quien acaba ver.

    No te pareces mucho a los habitantes de aquí… ¿o tal vez sí? No importa. Estás aquí para que yo convierta en arte tu débil apariencia.
    avatar
    Joa
    Newbie
    Newbie

    Virgo

    Cantidad de envíos : 10
    Localización : en el extraño mundo de los sueños...
    Coins : 2674
    Fecha de inscripción : 20/07/2010
    Reputación : 1

    Hoja de personaje
    VIDA:
    1/1  (1/1)

    Re: ..: José Albaan

    Mensaje  Joa el Mar Sep 14, 2010 7:30 pm

    La mirada de José se mantenía fija en Mika mientras la puerta Senkaimon se iba cerrando, muchos pensamiento invadían su mente en ese momento cosas que hizo, momentos vividos y todo lo que dejaba atrás en el Sereitei. Al cerrarse la puerta solo le quedaba una cosa, tratar de buscar la salida ya que al entrar sin la mariposa infernal era casi imposible encontrar la puerta de salida del Dangai, corrió por unas horas por el lugar tratando de ayarla, pero conforme pasaban los minutos la energía perdida anteriormente y la que usaba para mantener su forma humana comenzaba a afectarle.

    “- Si no me doy prisa, no solo me perderé sino que también perderé mi vida como shinigami… Pero que digo ya no soy un shinigami, todo lo que tenia, mi rango, mis amigos, los perdí al asesinar a Shin, al agredir a Miyu y al cruzar esa puerta.-”
    Parecía que toda esperanza se desvanecía en la mente del Shinigami, cuando de pronto vio una fluctuación de energía, la cual causaba un ruido extraño y formaba un pequeño agujero por el cual Joa podría pasar, pero el cruzar este no le daba ninguna seguridad de llevarlo al mundo de los humanos, pues sin la ayuda de la mariposa solo le quedaba confiar en que esa era la salida. Joa luego de meditar las posibilidades del destino de este agujero decidió entrar en él y al acercarse una extraña energía parecía succionarlo con una feroz fuerza, la potente energía seccionadora del agujero logro tragárselo por completo dejándolo inconsciente debido al enorme golpe de energía que había sufrido al ser succionado hacia el interior del agujero.

    AL recobrar el conocimiento Joa apenas abría los ojos, el lugar en él se encontraba lo confundía demasiado pues no se precia en nada al mundo real, se mantuvo ahí recostado por varios minutos meditando lo sucedido, recordando pasajes de su vida.
    “- ¿Seguirás ahí recostado? AL parecer tienes mucha fuerza, lograste detenerla…-”
    Una relajada y grave voz interrumpía su descanso, pero esta voz era una que nunca había oído pues ya estaba acostumbrado a la ruidosa voz de Ritsu y la suave voz de Ren, Joa se sentó sobre el suelo casi de inmediato, mientras buscaba con la mirada la fuente de esta voz.

    “- ¿Que acaso no te das cuenta? Soy tu…-”
    “-¿Quién eres y que quieres? Que yo sepa mi voz no es tan afeminada…-”
    “- Jajajajaja aun conservas tu buen humor escoria, mi nombre es Kael y al parecer has logrado contener mi energía consumiéndote, solo espero que puedas contenerla para siempre, ya nos volveremos a ver José Albaan...-”
    “- ¿Contener a que se refería? Ritsu, Ren ¿Me oyen? Necesito un poco de ayuda aquí afuera…-”

    Al parecer Joa estaba solo en ese lugar, ya no lograba oír a sus zampakutous, al darse cuenta que había recuperado casi el total de su energía, Joa decidió inspeccionar el lugar al que había llegado, un infinito desierto con una enorme luna llena en su firmamento, -¿Acaso termine por error en algún lugar árido del mundo real?- Pensaba mientras caminaba lentamente por el lugar y sacudía suavemente le Hiori que llevaba puesto, pues debido a su deteriorado estado no quería desgarrarlo ya que era un recuerdo de su difunto capitán.

    Camino por un largo tiempo hasta que a lo lejos diviso lo que parecía ser los restos de una construcción, sin dudarlo un segundo Joa comenzó a acercarse a esa construcción pues ya había sentido la presencia de alguien más y si era un shinigami lo más probable era que se encuentre en ese lugar, mientras avanzaba hacia la estructura intentaba sacarse los restos de mascara que aun tenía en el rostro los cuales parecían pegados a este, al encontrarse a una considerable distancia logro divisar a un hombre moreno de gran cabellera y algo fornido, el cual parecía estar descansando sobre la base de estas ruinas, se acerco lentamente para no llamar la atención, pero el hombre comenzó a levantarse lentamente, como si el cuerpo le pesara y con gestos de cansancio, al estar ya de pie lo miro y se dirigió hacia Joa diciéndole.

    “- No te pareces mucho a los habitantes de aquí… ¿o tal vez sí? No importa. Estás aquí para que yo convierta en arte tu débil apariencia.-”

    “- ¿Débil apariencia?-” Decía en tono burlón Joa, acercándose aun mas al extraño hombre. “- Déjame quitarme esto para poder hablar con calma-”, decía mientras se arrancaba lo poco que le quedaba de la máscara y luego de agitar su cabeza con fuerza hacia ambos lados haciendo volar los restos que aun quedaban cerró los ojos y al abrirlos nuevamente lo quedo mirando fijamente sin expresión alguna en su rostro.

    “- Mi nombre es José Albaan, gusto en conocerte extraño, si dices que me vas a enseñar al menos me gustaría saber tu nombre moreno melenudo y también espero que ellas me ayuden, ya que no logro oírlas desde hace ya bastante rato...-”



      Fecha y hora actual: Sáb Oct 21, 2017 1:16 pm