..: Zeero Angstschwarz

    Comparte
    avatar
    Kegluneq
    Admin

    Tauro

    Cantidad de envíos : 177
    Localización : Monte Olimpo
    Coins : 3435
    Fecha de inscripción : 27/02/2009
    Reputación : 3

    ..: Zeero Angstschwarz

    Mensaje  Kegluneq el Mar Ago 31, 2010 2:43 am

    La eterna noche luce fresca y jovial, un viento apacible recorre las dunas de este interminable desierto. La luna hermosa y jovial recostada en el oscuro cielo observa la arena que brilla como si fuera de cristal, tan pura que pareciera ser la sal extraída de las aguas del mar. Y en algunos puntos de estos inmensos senderos salados, el cristalino polvo se levanta en pequeños remolinos que se deshacen casi al instante, cuando el viento les retira sus caricias; y cuando esta capa de arena cae de vuelta al suelo, se borra poco a poco un rastro de huellas que ha dejado un solitario hombre que surca estos campos brillantes.

    Detiene sus pasos justo junto a lo que parece ser el tronco seco de un árbol, pero no es más que piedra con forma de vegetación seca; cerca de ahí, se encuentran algunos vestigios de lo que tiene forma de un edificio derrumbado, como si en algún desconocido tiempo alguna civilización lo hubiera utilizado, pero eso es algo que nadie sabe, solo se sabe que está ahí, ese enorme polígono de piedra enterrado bajo capas y capas de arena; pero no es el único, hay otros varios e incontables escombros como este regados por ahí, desperdigados.

    Reposa el pie derecho sobre el inanimado tronco, y sobre su rodilla, recarga el codo derecho para apoyarse como si descansara un momento, tal vez ha tenido una caminata larga, tal vez solo esté aburrido o tal vez solo quiera mirar lo que le parece un aburrido horizonte sin vida, triste y vacío.

    Pero pronto sale de este estado de quietud, cuando sus ojos oscuros recobran la malicia usual al notar en la cercanía a alguien que le es nuevo en este vasto lugar. Sus labios secos se retuercen en una sonrisa perversa apenas perceptible.

    — Vaya, vaya… ¿qué tenemos aquí?

    Dice el hombre llamado Takuma ocultando lo más posible todo rastro de malicia en su voz, aparentando ser indulgente y cortés.

    — Anda, anda, ¡acércate! No tengas miedo. ¿Acaso tengo cara de malvado? — Suelta una ligera risa mientras se señala el rostro con el índice. — Vamos, te mostraré el lugar.

    Intenta ganarse su confianza con un tinte de camaradería y amabilidad, si acaso el nuevo se acerca hasta él, tal vez le de una palmada afectuosa en la espalda y lo tome por detrás del hombro como si lo conociera de toda la vida; pero mientras tanto disfruta del acto de hablarle cortésmente a alguien nuevo, alguien con quien seguramente querrá divertirse hasta el cansancio.

    — ¿Cuál es tu nombre y qué te ha traído hasta aquí? ¡Vamos, habla!

    Dice mientras suelta otra ligera risotada, cuando en sus ojos se acumula un brillo malvado que despierta temor.

    OFFROL: Hola, Quartenyo ^^... pues aquí iniciamos con tu entrenamiento, nuevamente, mil perdones con la demora, y bueno, comencemos ^^






    Quartenyo

    Pez

    Cantidad de envíos : 2
    Localización : En algun lugar, más allá del bien y el mal
    Coins : 2678
    Fecha de inscripción : 19/08/2010
    Reputación : 1

    Re: ..: Zeero Angstschwarz

    Mensaje  Quartenyo el Sáb Sep 04, 2010 10:33 am

    Camina lentamente por las interminables dunas, divisando en la lejanía los restos de las ruinas. Avanza hacia allí, a paso desapasionado, casi arrastrando los pies, levantando pequeños montones de arena con cada paso, mientras su lacio pelo cae desordenado por su cara. Finalmente, alcanza el linde de las ruinas, y desde una duna especialmente alta y en el más absoluto de los silencios, observa el origen de la presencia que ahora mismo allí mora.

    - Vaya, vaya… ¿qué tenemos aquí?

    Las palabras resuenan en la noche, rasgando el silencio, y sin encontrar respuesta, mientras se acerca, y Takuma puede ver que en sus ojos no parece haber emoción o anhelo ninguno.

    - Anda, anda, ¡acércate! No tengas miedo. ¿Acaso tengo cara de malvado? Vamos, te mostraré el lugar.

    Mira al hombre fijamente un momento, mientras le sigue, sin ofrecer ninguna respuesta aun, aparentemente sumiso... ¿Quizás obediente? Cuesta adivinar que mueve su ser, tras su mascara de aparente apatía, y apenas reacciona al recibir la palmada en la espalda, como si no la hubiera sentido.

    - ¿Cuál es tu nombre y qué te ha traído hasta aquí? ¡Vamos, habla!

    Frunce el ceño, la primera emoción notable que le ofrece a su interlocutor, mientras cierra los ojos unos segundos. Unos tensos momentos después, cuando cualquiera diría que no va a ofrecerle ninguna respuesta de nuevo, sus labios se abren.

    - Zeero.

    Mantiene sus ojos fijos en los del hombre, unos ojos oscuros, profundos, que parecen pozos al mismísimo abismo. Unos ojos que de pronto se encuentran cargados de odio, de rencor y sobretodo, de hambre...

    - ¿Que me ha traído aquí, preguntas? ¿Que mueve a los nuestros? El poder...
    avatar
    Kegluneq
    Admin

    Tauro

    Cantidad de envíos : 177
    Localización : Monte Olimpo
    Coins : 3435
    Fecha de inscripción : 27/02/2009
    Reputación : 3

    Re: ..: Zeero Angstschwarz

    Mensaje  Kegluneq el Sáb Sep 11, 2010 11:04 am

    El viento apacible toma un ligero impulso de fuerza por unos instantes, jugueteando gracioso con unos cabellos oscuros, cuyas formas en espiral, parecen enredarse entre más son mecidos. Tras haberle preguntado su nombre, el sujeto de cabellera enredada, Takuma, saca de entre sus ropas lo que parece ser un pequeño rollo de papel, llevándoselo a la boca, lo sostiene con los labios mientras vuelve a hurgarse en búsqueda de un instrumento que produce fuego. Enciende el rollo de papel y apoyándose en su índice y pulgar derecho, absorbe aire a través del mismo, entrecerrando los ojos en señal de placer, de armonía, de gozo.

    Sostiene el aliento, luego reposa ambas manos en la cadera y se inclina ligeramente hacia enfrente, de cara a aquél que está ahí con él. Y mientras le observa arrugar el pedazo de piel que le separa ojos, Takuma abre los suyos al máximo, “¿y bien?”, piensa mientras lo observa, y cuando el recién llegado cierra los ojos, el hombre de cabellos de espiral se reincorpora de nuevo, expulsando de sus labios círculos de humo.

    - Zeero

    Le ha escuchado pronunciar. Y con cierta lentitud y gracia vuelve a mirarlo, cruzando el camino de sus ojos con los suyos, queriendo leerlos. Dejando Takuma escapar de su mirada un brillo sagaz, enfermo, perturbado y psicótico; se parece a un avaro que a pesar de sus riquezas se ha encontrado una moneda tirada en medio de la calle, o a una bestia que sostiene un pedazo de carne muerta antes de hincarle los dientes. Lo mira, lo estudia, y al percibir el odio en la mirada de Zeero se emociona, sonriendo ligeramente.

    Le escucha decir otras cosas. Desvía su mirada de Zeero. Vuelve a absorber a través del rollo de papel, “exquisito”, casi susurra cuando esta vez expulsa el humo sin forma alguna, dejando que se lo lleve el aire, mirándolo como se deshace. Le habla esta vez con sátira:

    “¿Los nuestros?” Es demasiado pronto para que uses esas palabras…

    Takuma sigue mirando hacia la nada, tomando otro sorbo de la pequeña fuente de papel, disfrutando del aliento cancerígeno que llena sus pulmones, dibujando éxtasis en sus ojos mientras contiene la respiración, “…¿quieres ser uno de los nuestros?”, le cuestiona de forma perversa. Cuando de sus labios sopla otra bocanada de elíxir negro.

    Y el papel enrollado, que desde que fue encendido ha mantenido un tenue y rojizo ardor en el extremo opuesto del que Takuma ha absorbido su placer, esta casi extinto, ligeramente arrugado por la presión que han ejercido los dedos que lo sostienen. Sin aviso, soltando momentáneamente el rollo encendido, cuando este queda libre en el aire, el tiempo parece encogerse, camina más despacio para mirar a Takuma volverlo a coger dentro de su puño. Si el ardor de este le hace daño, no se sabe, eso no importa, lo que importa es como levanta su brazo arqueado hasta la altura de su propio rostro, que, sádico, contempla la fuerza de sus dedos entre cerrados.

    Así, sin más, baja el brazo al instante hasta que el codo se asoma por detrás de su espalda y el puño derecho queda junto a sus costillas. Torciendo ligeramente el tronco para inmediatamente dirigir su mano cerrada hacia su interlocutor. Y mientras su puño viaja en el aire, se emana una energía rojiza que le imprime fuerza, y el tiempo encogido, que gusta de ver escenas salvajes y despiadadas, presta atención a la distorsión que se dibuja en el aire cuando el puño se mueve como si tuviera la potencia de una lanza, como el arma de un bárbaro salvaje que caza por placer. Takuma le apunta directo a la cara. El aire embravece en el instante que el puño termina su recorrido, su intención de impacto.

    ¡Gyaaaa-ja-ja!

    Gruñe con una mezcla de risa, sus ojos tienen un brillo macabro.

    Ahora… vamos a ver qué eres capaz de hacer…

    Sin en el instante prestar atención a su reacción, Takuma acerca el puño hacia su cara, recorriendo sus nudillos con la lengua. En la delicada noche, abunda un sabroso sonido de saliva cayendo sobre la arena.






    Contenido patrocinado

    Re: ..: Zeero Angstschwarz

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Dic 11, 2017 3:56 pm